Tamae Imachi

Lunes 25 / Vino

«Trataremos de descontextualizar el mundo de los sakes acercándolos a la comida occidental y veremos a los vinos naturales como una de las mejores compañías para maridar elaboraciones con influencias asiáticas».

Soy japonesa, nací en Tokio y crecí entre Osaka y Tokio.
Desde pequeña me gustaba leer, cocinar con mi madre, comer y descubrir cosas nuevas. El día de mi quinto aniversario mis padres brindaron con vino tinto de Burdeaux, a mi me entró la curiosidad y pedí de probarlo, me dieron una gotita de este liquido y me gustó. Fue mi primera relación con Baco!

Desde los 13 años siempre soñaba con ser bibliotecaria porque me gustaba mucho leer libros y por eso elegí la carrera de filología japonesa en la universidad en Tokio, después de licenciarme desapareció la ilusión de la biblioteca y empezó otra…

Siempre me han gustado los vinos y la gastronomía, empecé a trabajar en una empresa de champagne en Tokio y cada vez tenía más ganas de aprender sobre vinos, sobre todo los europeos. Al final me decidí y vine a España para cursar los estudios de sumillería.

El tema de vino es mi “life work” y una de mis grandes suertes fue pertenecer al equipo de sumillers de Juli Soler. Por suerte he podido desarrollar mi pasión tanto en la restauración como en tiendas de vino, aunque lo que más me llena y me hace feliz es visitar a los viñedos y conocer la filosofía y el conocimiento de los bodegueros.

Actualmente, entre otras cosas, me encargo de desarrollar el mundo de la bebida de nuestros dos restaurantes:

Dos Palillos, de concepto gastronómico asiático donde la filosofía principal es maridar los difíciles matices de la gastronomía asiática con el mundo del vino, manteniendo siempre la premisa de buscar y presentar bebidas de pequeños productores artesanales.

El Dos Pebrots, gastronomía mediterránea, donde uno de los retos es ofrecer únicamente caldos de la cuenca mediterránea.